J.K. Rowling para adultos: Una vacante imprevista

 J.K. Rowling para adultos:
Una vacante imprevista

Porque siempre es más difícil ocultar la verdad que hacerla estallar.

En Inglaterra, un pueblo tan chiquito como Pagford encierra todas las desigualdades. Podemos decir que este pueblito es como el mundo, es decir, está partido en dos. Por un lado están quienes viven en el centro con calles adoquinadas, casas llenas de flores y autos nuevos. Por el otro, las viviendas sociales de las afueras que se construyeron luego de la guerra y albergan a quienes sobreviven de pensiones. Pero los niños y jóvenes de ambos sectores estudian en la misma escuela, y esta unión entre los que tienen mucho y los que tienen poco no es del agrado de todos padres.

Esta novela es un detonador de cuestionamientos personales ya que encierra las clásicas disputas por el poder dentro de un espacio tan pequeño como un pueblito. Te pone a pensar en el enfrentamiento con lo distinto, en cómo se construye una cultura a partir de lo que acepta, condena o promueve. Por eso es un libro para adultos pero, al mismo tiempo, siento que no tiene edad porque involucra la visión de un mundo juvenil que no termina de cuajar en un lugar lleno de prejuicios.

En cuanto a la historia, es bastante directa: el director de la minúscula junta parroquial de Pagford ha muerto y los demás concejales tienen que escoger a su sucesor. Además, se disputan dos ideas opuestas: unos quieren que el pueblo se limite a las casas con más dinero mientras que los otros aceptan a las casas de los más pobres. Estas son dos opiniones que hemos visto en la “vida real”, pero que solemos olvidar o escogemos no pensar demasiado en ellas. Nuestras ciudades –ya sea Londres o Quito– están construidas desde la diferenciación de quién es rico y quién es pobre.

Resalto mucho la gran capacidad de J.K. Rowling para armar tramas que se componen de muchas aristas y controversias. No se trata de una novela moralizante; por el contrario, gira en torno de muchas posturas y nos deja escoger bandos. Este pueblo de papel nos ubica en un mundo dividido con personajes que no son buenos ni malos y que, sobre todo, nunca resultan indiferentes. Porque siempre es más difícil ocultar la verdad que hacerla estallar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *