blog receta torta de arena

Torta de arena

Torta de arena

Parece una torta normal y aburrida, pero no. No, no, no. Es una torta de arena. ¿Por qué de arena? Porque mi papá me dijo que de chiquito comía esta torta, la busqué y se llama “de arena”. Pero también porque tiene una consistencia en extremo ligera, tan ligera que se deshace en la boca. ¿Recuerdas esas galletas que regalan las abuelitas en navidad y suelen venir en un paquete de latón? Bueno, esta es la versión torta de esas galletas tan sencillas, pero de sabor sublime. 

La clave de esta receta es que usa una gran porción de maicena. Para los que no conocen este ingrediente, también es conocida como fécula o almidón de maíz. Este ingrediente se usa en muchísimas recetas de cocina, pero es la estrella de esta torta.

Cuando la hice en casa, mi papi sonrió y dijo que es igualita a la que solía hacer su madre. Eso me emocionó muchísimo y ahora la comparto contigo, para que la hagas en una tarde sin deberes. Es muy rápida de hacer, no requiere experiencia en pastelería y (lo más importante) hace sonreír a todos.

La puedes acompañar con frutas frescas y un café muy cargado.

Torta de arena

3/4 taza de azúcar.
150 gramos de mantequilla a punto pomada (estado intermedio entre derretida y sólida).
3/4 taza de harina sin polvo de hornear.
Pizca de sal.
3/4 taza de maicena.
2 cucharaditas de polvo de hornear.
1 cucharadita de vainilla.
Cáscara rallada de limón.
4 huevos (separar las claras de las yemas).
1 cucharada de azúcar impalpable.
  1. Enmanteca un molde mediano de pastel y precalienta el horno a 180°C.
  2. Bate la mantequilla y el azúcar hasta que se disuelva el azúcar y se logre una consistencia muy cremosa. Agrega las yemas poco a poco y sigue batiendo. Incorpora la vainilla y la cáscara de limón.
  3. Tamiza el harina, la maicena, la sal y el polvo de hornear. Incorpora poco a poco a la mezcla anterior sin dejar de batir. 
  4. Aparte, bate las las claras hasta punto nieve. Cuando estén firmes, incorpora las claras a la mezcla anterior con una cuchara. No batas.
  5. Al horno durante unos 40 minutos o hasta que el centro esté horneado. Puedes comprobar si está lista la torta con un palillo. Introduce el palillo en la torta, si sale limpio es porque está lista.
  6. Una vez fuera del horno, espera que la torta se enfríe por completo antes de desmoldar.
  7. Para servir, espolvorea un poco de azúcar impalpable en la torta fría.

2 Comments

  1. Joaquín y yo disfrutamos tanto leerte!!! Yo leí en voz alta como si fuera un cuento … y el feliz!
    Felices de que tú papito volvió a la infancia con una torta arena tan ricaaa!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *